Cómo evitar el correo basura



En un solo día podemos llegar a recibir decenas y decenas de mensajes en nuestro buzón de correo electrónico y  muchas veces, se puede tratar de mensajes no deseados, entre propaganda, estafas y otros. Te enseñamos como filtrarlos y evitar que te aparezcan en tu bandeja de entrada.
1. Verifica que el servicio "antispam" esté activado.


Si recibes una cantidad ingente de mensajes podría ser que en algún momento u otro hayas desactivado el servicio antispam. Para comprobarlo, deberías acceder a la configuración de tu cuenta de correo electrónico y verificar si dispones de alguna opción del tipo "Activar cuarentena". En ese caso, asegúrate de que esa opción tiene marcado el "Sí".

2. Revisa la tipología de mensajes que recibes y que consideras basura.

En muchos casos se trata de suscripciones a boletines a los que te has suscrito voluntaria o involuntariamente a través del alta en servicios de Internet. En estos casos, la mejor opción es desuscribirse a través de la opción que encontrarás normalmente al pie de estos mensajes.

Además de los boletines, los grandes comercios online (ya sean de ropa, electrodomésticos, libros, hoteles ...) te pueden enviar ofertas personalizadas (a partir de tus búsquedas en sus webs). Ante este caso, también puedes pedir dejar de recibir este tipo de mensajes de manera similar a los boletines periódicos.

Recomendación: Cuando te des de alta como usuario en una web o servicio de Internet, muchas veces damos la conformidad para recibir mensajes comerciales de terceros. Ten cuidado y desmarca las casillas de consentimiento. Si no lo haces, puedes acabar recibiendo mensajes comerciales de empresas a las que no les has contratado ningún servicio o producto.

3. Desactivar las notificaciones de redes sociales

La mayoría de redes sociales como Linkedin, Facebook o Twitter suelen enviar por defecto muchas noticifacions por correo electrónico sobre la actividad de las propias redes (actualizaciones destacadas de tus contactos, mensajes nuevos, publicaciones en tu muro, peticiones de amistad ... ). La recepción de estos mensajes es personalizable y puedes decidir si quieres recibirlos o no (todos o una parte de ellos). Para ello, deberías acceder a la configuración de la cuenta o perfil de cada uno de los servicios y desactivar aquellos que no te interesen.

4. Crea una lista negra de correos

Un buena opción para limitar el correo basura es la creación de una lista negra de direcciones de correo. Puedes incluir direcciones o dominios de los que recibes habitualmente estos mensajes y que sepas seguro que nunca recibirás mensaje de tu interés. Evita poner en la lista negra dominios habituales como @gmail.com, @hotmail.com, etc. ya que podrías dejar de recibir mensajes de tus contactos o de algún servicio contratado por ti.

5. Evita publicitar su dirección en Internet.

Una dirección de correo, cuanto más pública, más correos basura recibe. En este sentido, evita publicar tu dirección de correo personal en páginas web públicas ya que cualquier persona o máquina podría indexar y utilizarla para enviarte cualquier tipo de mensaje.

Comentarios