Fotomatón: fotos instantáneas de fiestas y eventos


Estamos acostumbrados a ver posar a los famosos delante de un photocall, esos paneles llenos de publicidad que quedan de fondo en las fotos. Pues bien, esa misma idea la podemos trasladar a nuestra fiesta: un fotomatón para animar cualquier celebración, desde un cumpleaños hasta una boda, una fiesta de graduación, una despedida de soltero, un evento empresarial, una comunión, ...




Para ello existen empresas que ofrecen este servicio: tanto si estás planeando un evento especial como si buscas un fotomaton para bodas y comuniones. Y es que la tecnología posibilita obtener las fotos de manera instantánea, pero además, también en un álbum digital.

Una fiesta diferente

Además de los clásicos y tradicionales detalles de boda originales, la mejor manera de sorprender a los invitados o incluso a los propios novios es dejar volar la imaginación dentro de un fotomatón: un fondo grande que se puede hacer en papel, cartón pluma o tela, sobre el que plasmar ideas y ocurrencias relativas a la celebración. Las opciones pueden ir desde poner la foto de los novios y sus nombres o palabras y frases que nos gusten, hasta hacer paneles con dibujos para que pongamos la cabeza en los huecos.

También podemos animarlos aún más poniendo al lado una mesita con complementos tales como gafas gigantes, bigotes y sombreros o pizarras en las que escribir tu mensaje. Este tipo de photocall se llama photobooth y asegura a todos los presentes un simpático recuerdo con los momentos más divertidos y espontaneos del evento. Un libro de firmas con los mensajes más ocurrentes de los invitados, completan el abanico de recuerdos de ese día tan especial.

Comentarios