Windows ha cumplido 30 años

[caption id="attachment_2702" align="alignnone" width="990"]Windows 1.0: hace 30 años Windows 1.0: hace 30 años[/caption]

El 20 de noviembre se cumplieron 30 años de la llegada al mercado de Windows 1.0, la primera versión del sistema operativo con interfaz gráfica de Microsoft. Aunque la compañía ya tenía una base de usuarios utilizando MS-DOS, el entorno de texto había quedado atrás ante las nuevas interfaces, introducidos por Apple. Las primeras versiones de Windows, además, tenían algunas limitaciones debido a los recursos legales de Apple, que había publicado previamente su Mac OS y no permitía que se imita.

Aquella primera versión requería un ordenador con 256Kb (aproximadamente una cuarta parte de un Megabyte), unidad de disquete y tarjeta adaptadora de gráficos. Pese a ello, se recomendaba tener disco duro, que en la época aumentaba considerablemente el precio del ordenador, y 512KB de memoria.

30 años después de su publicación, Windows ha llegado a superar el 90% de cuota de mercado, a pesar de que ha pagado más de una multa por casos de posible aprovechamiento de posición de monopolio (por el Internet Explorer o el Office , entre otros). Con una historia llena de altibajos, han ido apareciendo nuevas versiones (Windows 95, 98, NT, XP, 2000, Me, 7, 8, 8.1 y 10) algunas de las cuales han sido duramente criticadas, mientras otros como Windows XP continuarían por encima del 10% de cuota de uso a pesar de haber llegado al final del soporte cuando ya han pasado prácticamente 15 años desde su publicación.

Actualmente, bajo la dirección de Satya Nadella, quien sustituyó Steve Ballmer tras el fiasco de Nokia, Microsoft está trabajando en Windows 10, con muchos cambios en la empresa y en los métodos de trabajo, y ganando una reputación que casi nunca había tenido : el de una compañía preocupada por la seguridad informática y por qué piden sus usuarios, aunque con una cuota de mercado tanto amplia seguro que es imposible hacerlo bien para todos. Con todo, la presentación de hardware propio (tabletas o el primer portátil) o la atención que reciben los desarrolladores ayudan a mejorar una imagen que, históricamente, siempre ha sido bastante negativa.

Mientras tanto, sus principales competidores (con cuotas de mercado mucho menos importantes), han ido encontrando espacios de especialización: Apple y su Mac OS no cubren el mercado de ordenadores de precios bajos o medios, mientras que Linux a pesar de sus esfuerzos para popularizarse en el entorno de los usuarios de escritorio, es la referencia en servidores y supercomputadores.

Comentarios