Los adblockers amenazan los contenidos en Internet


¿Alguien imagina a los medios de comunicación en papel y a los quiosqueros uniendo sus fuerzas para impedir que los periódicos y revistas incluyan publicidad en sus páginas? Pues algo muy parecido está ocurriendo en Internet. Los plugins de los navegadores que tienen como función bloquear la publicidad pueden liquidar el actual sistema de información en Internet. Las consecuencias son aún desconocidas pero está claro que los usuarios serán los primeros damnificados, seguido de las tiendas de comercio electrónico móvil, la prensa ‘online’ profesional y los editores webs independientes.

Una guerra iniciada por Apple

En su enésima batalla comercial contra sus competidores, la compañía de la manzana se ha propuesto castigar a Google, el mayor gigante de la publicidad online, apadrinando en la última versión de su sistema operativo  aplicaciones y plugins que eliminan la publicidad en las webs. El motivo que alega Apple es que las páginas web sin anuncios cargarán más rápido, los lectores se librarán de banners molestos y el consumo de datos móviles será menor.

A la vez, Google dejará de crecer como la espuma y el marketing ‘online’  se arriesga a perder unos ingresos de 63.000 millones de euros al año, según fuentes del sector.

Cómo detectar los bloqueadores de publicidad

Que nadie dude de que la agresión contra Google será respondida por el coloso de Mountain View con toda la fuerza de su armamento tecnológico, económico y mediático. Pensar que todos los anuncios incomodan y que deben erradicarse viene a ser un tipo de totalitarismo impropio de nuestros días. Alguien debería proclamar que la publicidad bien hecha no molesta, sino todo lo contrario. Un buen anuncio ayuda a vender mejor y a comprar con inteligencia. Pese a quien pese, se trata de información comercial que garantiza la supervivencia de gran parte de esa sociedad del conocimiento y de la información.

La tecnología se combate con tecnología. No queda otra. Ante esa tesitura, parece claro que en las próximas semanas irrumpirán en el mercado métodos que permitirán a los anuncios burlar a los ‘adblokers’. Los ingenieros de Google serán sin duda los primeros interesados en lanzar al mercado una ‘vacuna’ que permita salvar su mercado publicitario.

En cualquier caso, situaciones como el ‘Adblock’ ponen de relieve la fragilidad de una sociedad de la información que se sustenta sobre dos pilares, a cada cual más inquietante: Google y Apple.

Comentarios